El eje de equilibrio de la conciliación

El eje de equilibrio de la conciliación

Nos gusta que nuestro tercer post coincida con el Día de la Mujer, porque sí, las mujeres necesitamos seguir teniendo nuestro día, al menos un día al año en el que hacer un alto en el camino, mirar atrás, ver lo logrado y lo que nos queda aún por hacer, porque queda mucho.
Leíamos hace unos meses el tremendo de EL MUNDO sobre el estudio realizado por el Foro Económico Mundial, este titular rezaba: “Las mujeres tardarán 118 años en cerrar la brecha salarial con los hombres”. Escalofriante. Como escalofriante es todo lo demás.
Y es que parece que las mujeres tenemos que seguir demostrando el doble, haciendo equilibrios en el eje de la conciliación – porque en algún sitio, que aún no hemos descubierto, debe estar escrito que el cuidado de la familia es tarea de la mujer – , en el guardarnos las espaldas si vamos solas por la calle de noche, en gritar más para que se nos oiga, porque el sistema, a veces, es tan simple, que si no gritas, nadie te oye y continúan con sus quehaceres.
Nosotras creemos que así como el planeta gira, la sociedad evoluciona y está en continuo cambio y la repartición de roles que tradicionalmente reinaba en cada hogar, en cada empresa, se tambalea, si no se ha caído ya.
Ya ha quedado obsoleto eso de que el hombre salga de la cueva a ir a cazar mientras la mujer se queda cuidando de la prole. Eso ya no es, por fortuna, lo que impera. Habrá mujeres que prefieran quedarse, u hombres. Lo interesante es que se está rompiendo con lo establecido (¿por quién?) , aunque lentamente y hay que trasladarlo a todas las esferas de la vida, a la de la empresa también.
No puede ser que las mujeres, sólo por el hecho de ser mujeres, tengan que “soportar” en entrevistas de trabajo la famosa pregunta de “¿te planteas ser madre?”. El día en que esa pregunta se formule a un hombre o, sencillamente, no se haga, habremos dado un gran paso en el mundo empresarial.
Hay mucho que celebrar y mucho por lo que trabajar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *